fbpx

Enviar archivos por internet es algo cotidiano y en lo que ya ni siquiera pensamos mucho al hacerlo cuando usamos el correo, Google Drive, Dropbox, WeTransfer o cualquier otro servicio dedicado a almacenar y compartirlos.

Sin embargo, hay ciertos casos de uso de compartir archivos en los que sin darnos cuenta sentimos que realmente no sabemos qué hacer cuando caemos en ellos. Uno de ellos es sencillo, pero importante: ¿cómo transfiero archivos grandes o pesados (ej. 2 GB) sin sobrepasar límites de almacenamiento de Dropbox, Google Drive o un FTP?

Sincronización tradicional primero con la nube

Y un caso de uso adicional a este que resolveremos con la misma herramienta en este mismo post: ¿cómo transfiero archivos de forma totalmente privada, sin tener que pasarlos por un servidor intermedio primero? Es decir, ¿cómo transfiero archivos directamente 1 a 1 fácilmente?

Sincronización directa 1 a 1 sin intermediarios

Podemos lograr esto con una herramienta muy útil llamada Resilio Sync, que es muy eficiente, ya que utiliza el protocolo de BitTorrent (ojo, no usa las mismas redes que usualmente se relacionan con contenido cuestionable solamente la forma de procesar los archivos). Esta forma es simple en teoría: se parte el archivo en muchas partes y se sincronizan entre todos los que tengan las mismas partes del archivo en cuanto estén disponibles.

Configurar Resilio Sync para enviar archivos

Para empezar a utilizarla, solo debemos instalar la aplicación gratuita Resilio Sync en todos los dispositivos o computadoras donde se requiera sincronizar los archivos:
https://www.resilio.com/platforms/desktop/

Descargar Resilio Sync para todas las plataformas
Descargar Resilio Sync para todas las plataformas

Una vez instalado, deberemos abrir la aplicación y elegir el archivo o carpeta que queremos compartir, haciendo click en el signo de + en la parte superior izquierda:

Elige «compartir archivo» en las opciones de Resilio Sync

Esto nos abrirá una pantalla con opciones que debemos elegir, dependiendo de nuestro objetivo. Si se trata de un archivo, elegimos la caducidad que tendrá nuestro enlace, de 1 a 7 días, lo cual mantiene segura nuestra transferencia en caso de que querramos dejar de tener compartido el archivo (ya que el objetivo es asegurar que se transfiera por lo menos una vez, no dejarlo libre para que cualquiera lo tome). Ahoar solo damos click en «Copiar» y tendremos el código que debemos darle a quien vaya a recibir el archivo.

Resilio Sync provee un enlace único para señalizar el archivo que el usuario está dispuesto a transferir

Recibir el archivo

Ahora, del lado del que recibe el archivo, con Resilio Sync instalado, hacemos click en el botón «+» y elegimos la opción «Introduce una clave o enlace»

Elegir "Introduce una clave o enlace" en la computadora que recibirá el archivo o carpeta
Elegir «Introduce una clave o enlace» en la computadora que recibirá el archivo o carpeta

Y en la pantalla que aparece, ingresamos dicha clave, para iniciar la sincronización directa del archivo o carpeta.

Pega la clave para recibir el archivo

¡Y listo! La sincronización debería comenzar si las dos computadoras están en línea y con Resilio Sync activado.

En cuanto estén conectadas todas las partes, el archivo se sincronizará

Algo que debes tomar en cuenta es que, al ser directa la sincronización de los archivos o carpetas y al no tener servidores intermedios que gestionen la transferencia, las computadoras deben estar encendidas y en línea para que la transferencia continúe, precisamente porque la transferencia es uno a uno.

Ahora, esto no significa que no se puedan apagar las computadoras o que no se pueda pausar la transferencia, sino solamente que continuará siempre y cuando las computadoras estén en línea y sincronizándose. No se perderá nada de información si alguna computadora deja de estar en línea, solamente se pausará la transferencia.

Una ventaja de este método, es que, por ejemplo, si hay 5 computadoras sincronizando el archivo, el protocolo de BitTorrent elegirá la mejor conexión basado en los pedazos de archivo que le hagan falta, distribuyendo la carga de manera óptima.

¡Espero que te haya sido útil esta guía! No olvides seguirnos en Twitter y Facebook para más tips, trucos y guías de productividad.

Si tienes dudas, deja un comentario y con gusto te ayudaremos a resolverlas.

¿Quieres tener las herramientas de oficina de Google (G Suite) en tu empresa? ¡Contáctanos!